Monthly Archives: October 2012

Ladera Este/Orientalismo

Sabemos que la fascinación con las culturas orientales viene del concepto de lo desconocido, el Otro, cuyo raíces extienden hasta las primeras exploraciones de los seres humanos.  Lo exótico típicamente asociado con el oriente viene del siglo 19 con la colonización de las grades regiones y países de Asia, y las representaciones artísticas de estas culturas desconocidas.  Había mucho énfasis en los aspectos exóticos y sensuales, quizás por su marcado contraste con la sensibilidad cristina y la sexualidad reprimida de los colonizadores.  La conquista y la exploración de las Américas unos siglos antes es otro ejemplo des exoticismo del Otro.  

 Lo que nunca he entendido, y sigo buscando explicación, es como los términos Occidentales y Orientales han sobrevividos todo que hemos (como seres humanos de esta tierra) aprendido del mundo – empezando con lo más obvio e infantil –  que desde el “Descubrimiento” sabemos que aquí en Canadá estamos, de hecho, directamente al Este de Japón!

Entiendo la motivación tras dividir el mundo Nosotros y Ellos (entender no significa estar de acuerdo).  Entiendo la delineación o diferenciación sobre líneas económicas entre regiones ricas y pobres (the haves and the have-nots).  Entonces porque todavía se usa los términos El Occidente y El Oriente.  Cuando se dice Aquí en el occidente se refiere a países “desarrollados”.  Se incluye Japón.   ¿Se incluye también Guatemala? ¿Bolivia?  Es raro.  Tal vez perdí algo en los estudios sociales y políticos, pero me queda siempre con esta cuestión.  En este mundo posmoderno en donde todos tratan ser correctos, estos términos son misteriosos para mí.  Sin embargo, eso no es decir que el uso de estos términos no es/ha sido útiles.  Desde la publicación de Orientalism por Said en 1978, se ha cuestionado los presuposiciones que tiene “El Oeste” sobre el oriente, en este caso el Medio Oriente en general, y como se usa lo exótico para perpetuar las esteriotipas.  La obra es tan importante hoy como en 1978, hasta en esta cultura de political correctness.  Por ejemplo, hace poco tiempo me mandó un amigo un postal con una foto de dos niñas kunas vestidas en sus trajes tradicionales.  ¡Como si fueron un bello atardecer o una catarata!

 

Estos solo son unas cuestiones que surgieron empezando leer para este piñón de la máquina.  Aunque apenas empecé a leer los poemas de Paz y Excursiones/Incursiones creo que Paz y Tablada rompen las divisiones y emplea la literatura como la literatura.  Creo que sus propios descubrimientos del Haiku y las otras formas de poesía japonesa, fueron como descubrir una herramienta o una diapositiva que no sabía que necesitaban antes de encontrarla.

 

No sé como se llama este tipo de poema, pero este me gusta mucho:

 

EL OTRO

Se inventó una cara

            Detrás de ella

Vivió, murió, resucitó

Muchas veces.

Su cara

Hoy tiene arrugas de esa cara.

Sus arruguas no tienen cara.

 

Veo que este blogpost es un poco caótico, pero así soy empezando este piñón en un área de estudios literarios bastante desconocidos para mí.  Quizás después de leer un poquito más tendré opiniones y comentarios un poco más concretos.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Ten con ten – poema completo

Estás, en pirata y negro
mi isla verde estilizada,
el negro te da la sombra
te da la línea el pirata.
Tambor y arcabuz a un tiempo
tu morena glorai exaltan,
con rojas flores de pólvora
y bravos ritmos de bámbula.

Cuando el huracán desdobla
su fiero acordeón de ráfagas,
en la punta de los pies
-ágil bayadera- danzas
sobre la alfombra del mar
con fina pierna de palmas.

Podrías ir de mantilla,
si tu ardiente sangre ñáñiga
no trocara por madrás
la leve espuma de España.

Podrías lucir, esbelta,
sobriedad de línea clásica,
si tu sol, a fuerza de oro,
no maduraste tus ánforas
dilatando sus contornos
en amplitud de tinaja.

Pasarías ante el mundo
por civil y ciudadana,
si tu axila -flor de sombra-
no difundiera en las plazas
el rugiente cebollín
que sofríen tus entrañas.

Y así estás, mi verde antilla,
en un sí es que no es de raza,
en ten con ten de abolengo
que te hace tan antillana…
Al ritmo de los tambores
tu lindo ten con ten bailas,
una mitad española
y otra mitad africana.

1 Comment

Filed under Uncategorized

Mi análisis de Ten con ten por Luís Palés Matos

 Como en mucha de los poemas en esta colección de Palés Matos el poeta usa el cuerpo de la mulata como metáfora por la isla de Puerto Rico. En este poema en particular, la interacción europeo-africano y las comparaciones de las influencias de las dos culturas son muy directas y obvias con el uso de metáforas sencillas.

 

Las imágenes de lo europeo son cosas duras, rígidas y violentas (¿masculinas?): arcabuz, pólvora, acordeón de ráfagas en contraste a las palabras asociadas con las imágenes de la africana, que tratan de la naturaleza (¿e imágenes femeninas?): isla verde, la alfombra del mar, pierna de palmas

 

Estás, en pirata y negro
mi isla verde estilizada,
el negro te da la sombra
te da la línea el pirata.
Tambor y arcabuz a un tiempo
tu morena glorai exaltan,
con rojas flores de pólvora
y bravos ritmos de bámbula.

Cuando el huracán desdobla
su fiero acordeón de ráfagas,
en la punta de los pies
-ágil bayadera- danzas
sobre la alfombra del mar
con fina pierna de palmas.

Palés Matos habla a la mujer/isla del hecho de que casi pudiera “pasar” por española, pero su africanísimo, o su esencia negra es inevitable, no tiene remedio. Otra vez vemos el contraste.  Lo que trata de lo europeo son cosas finas, materiales: mantilla,  madrás y descripciones que denotan disciplina: espelta, línea clásica mientras los aspectos negros tratan de lo corporal, natural y sensual:

Podrías ir de mantilla,

si tu ardiente sangre ñáñiga
no trocara por madrás
la leve espuma de España.

Podrías lucir, esbelta,
sobriedad de línea clásica,
si tu sol, a fuerza de oro,
no maduraste tus ánforas
dilatando sus contornos
en amplitud de tinaja.

El poeta por fin usa la palabra polémica pasar, que está cargada de significado racista con respeto al mestizaje.  Históricamente, y hasta hoy la palabra significa que el mulato que puede “pasar” por blanco hubiera tenido más oportunidades.  El concepto obviamente es ofensivo y condescendiente porque la idea es que uno puede “pasar” por blanco, pero no debe olvidar que no lo es:

Pasarías ante el mundo

por civil y ciudadana,
si tu axila -flor de sombra-
no difundiera en las plazas
el rugiente cebollín
que sofríen tus entrañas.

Creo que todo el poema es un juego con el concepto de pasar y como el movimiento negrista puede reclamar y usar el esteriotipo del híper-sensualidad del negro.  Y tiene mensaje político también.  Como la mulata del poema no puede ni debe esconder su africanismo Puerto Rico no puede ni debe esconder sus raíces africanos, o su “sangre ñáñiga” por presión imperialista.

Al ritmo de los tambores
tu lindo ten con ten bailas,
una mitad española
y otra mitad africana.

No estoy segura, pero creo que tanto el título como las últimas líneas del poema se refieren al equilibrio, o quizás el desequilibrio de la mezcla de estas dos culturas (no veo ninguna referencia a los Taíno, por eso digo las dos culturas), ¿la ida y la vuelta rítmica del intercambio?  …Comentarios bienvenidos…

 Al ritmo de los tambores

tu lindo ten con ten bailas,
una mitad española
y otra mitad africana.

Leave a comment

October 28, 2012 · 4:20 pm

…un texto nace cuando es leído por el Otro: el lector

A partir de ese momento el texto y el lector se conectan como una máquina de seducciones recíprocas. En cada lectura el lector seduce al texto, lo transforma, lo hace casi suyo; en cada lectura el texto seduce al lector, lo transforma, lo hace casi suyo. Si esta doble seducción alcanza a ser “de cierta manera”, tanto el texto como el lector trascenderán sus límites estadísticos y flotarán hacia el centro des-centrados de lo paradójico. (Benitez Rojos)

Empecé a leer La guaracha del Macho Camacho intentando observarlo usando el discurso del Caos que emplea Benítez Rojo: “caos en el sentido de que dentro del desorden que bulle junto a lo que ya sabemos de la naturaleza es posible observar estados o regularidades dinámicas que se repiten globalmente… para el lector tipo Caos, siempre se abrirán pasadizos inesperados que permitirán el tránsito entre un punto y otro del laberinto.” y con la intención de observar y reflexionar sobre la relación lector-texto que propone.  Y para enriquecer la experiencia un poquito más, tenía un mix de música guaracha de fondo tocando mientras que leía, a ver si los ritmos surgen del texto, como se dice del texto de Luis Rafael Sánchez.

De hecho, antes de meterme en el caos del texto, lo que me llamó la atención principalmente fue la repetición que usa el autor.  La repetición de palabras, de expresiones y de formas de hablar y formas de usar palabras.  Este dispositivo, para mí, está de acuerdo con la música guaracha.  Desde niña he clasificado música por sensaciones corporales.  Y es de estas sensaciones, no la letra, que formo mis opiniones sobre la música.  Cuando oigo la guaracha, como el son, siento pequeñas ondas repetitivas – ondas marinas, no hablo de las sonoras.  Esta sensación es muy distintita del sentimiento de otras clases de música.  Por ejemplo, cuando escucho la cumbia es fácil oír el trote de un caballo en la música, y el tin-ton del corazón -como la letra de una cumbia linda, pero cursi, La cumbia del amor: porque se oye el tin-ton, de tu corazón, y el mío…-pero lo que siente mi cuerpo escuchando la cumbia es verdaderas ondas sonoras, y es una sensación deliciosa.  Por esta razón, aunque mis amigos se burlan de mi por mi amor de la cumbia (y honestamente no hablo solo de las cumbias colombianas, sino también de la otra clase de cumbia, las cumbias tejanas – las más cursi!)

Regresando al apunto – lo que siento leyendo el texto de La guaracha del Macho Camacho son las onditas que crean Sánchez con su usa de repetición.  Por ejemplo:

…miércoles hoy, tarde de miércoles hoy, cinco pasado meridiano de miércoles hoy(106)

A las cinco de la tarde, a las cinco en punto de la tarde y son las cinco en todos los relojes…(125) [debe ser una referencia a Lorca, pero honestamente no entiendo la significación en el contexto…]

            …guaracha que Uds. han bailado o escuchado o comprado o reclamado a algún programa radiado, de contado que cantado o tarareado. (106)

 

El tono musical y lírico también es evidente de su uso de rima y aliteración: …Vicente es decente y buena gente – está atrapado, apresado, agarrado.  Dice: llegaré tarde. Llegaré tarde: redice.  Dice, redice, maldice y no se arranca algunos pelos porque algunos pelos tiene… (119)

Aunque hay ritmo y repetición en el texto, sobre todo hay caos.  Sánchez juega con el tiempo lineal, con las convenciones de lenguaje y gramática con su uso de frases largas, párrafos independientes, y con uso puntuación liberal.

El uso de estos dispositivos en caos es muy útil para su crítica del anglicismo y las influencias del imperio E.U. en su país:

HOLA, HOLA, PEPSICOLA: ingenio colonizado, Oficina y Consultoría de Práctica Síquica y Sicosomática del Doctor Severo Severino…El Doctor Severo Severino lo llamará para atrás…(136)

Me gustó mucho leer el texto, con la intención leerlo en el contexto de la isla que se repite/posmodernismo caribeño aunque creo que me hubiera gustado aun más leerlo independientemente, porque el ritmo del texto es muy agradable para mí, y el caos también porque como la mayoría, pienso en caos, no linealmente, entonces cuando me dejo, puedo seguir un texto así.  (Desafortunadamente esta filosofía todavía no me ha servido en leer el stream of consciousness de mi compatriota James Joyce)

 

Nota adicional – estoy muy agradecida por la anotaciones que ofrece el texto.  Aunque normalmente las anotaciones pueden romper la fluidez de una lectura, en este caso tienen mucho valor, tanto por sus explicaciones de vocabulario único puertorriqueño, y por sus aclaraciones de referencias culturales que pertenecen bastante a la comprensión del texto, por ejemplo no hubiera tenido la menor idea de que la palabra quiqui (145) se refiere a una fantasía sexual, ni que William Pen  es eufemismo de pendejo!

Leave a comment

Filed under Uncategorized

la vida es sueño y los sueños, sueños son

El enfoque posmoderno lo hace necesario ser escéptico de explanaciones, definiciones, y clasificaciones que aseguran explicar o identificar cada grupo.  Por eso la tentación es negar clasificaciones de literatura, en este caso el Realismo Mágico. 

Obviamente el Realismo Mágico, o lo real maravilloso como formar de contar historias, existió antes del Boom.  Se lo nota en mucha literatura indígena de varias regiones y también en el siglo de oro de España cuando Calderón escribió…la vida es sueño y los sueños, sueños son.

Si el término Realismo Mágico es una construcción norteamericana o sea una construcción editorial para marketing, en mi opinión no importa.  El término tiene uso para ver juntos y analizar y comparar unos textos de una época que tienen mucho en común.  Vale la pena ver el movimiento como un movimiento y entender las razones por aquello.  El hecho es que había un flujo de atención para escritores latinoamericanos en los años 60 y 70 que tenían la habilidad de trenzar lo real con lo maravilloso en una manera rica e interesante.  Si no todo fue completamente original, no se puede negar el talento de estos autores ni el interés del público.  

Además, aunque no soy capitalista, no se puede denunciar toda la atención por parte del marketing.  Así algunos escritores que nunca hubieron tenido oportunidades ser conocido eran (incluso algunos que escribían antes y aparte del Boom), y en más el Boom dio atención global a escritores meritorios que sin ese movimiento, no hubieron ganado.  Esta atención no significa solo ganancias fiscales, sino una amplitud de crítica literaria que quizás no hubiera existía sin el movimiento denominado así. 

Leave a comment

Filed under Uncategorized

No el “tema”…

Como lo comprendo yo, el enfoque de esta Máquina es ver cada aspecto de la literatura latinoamericana como el propio sujeto de su desarrollo, y no el objeto.

Hoy en clase el uso de la palabra tema con respeto a la literatura indígena me dio a pensar. Quizás es por ser una persona demasiado pacífica, o quizás por ser demasiado tímida para compartir mis pensamientos en el grupo (timidez por haber estado afuera del mundo académico por tantos años, o por no haber tenido que comunicarme en castellano por tantos años).  No importa la razón (¿excusa?) el punto es que no me comuniqué entonces lo hago aquí en mi blog:

Como español no es un tema, ni caribeño es un tema, la literatura indígena no es un tema.  Como los ejemplos anteriores, hablamos de clasificaciones de literatura basadas en tiempo y geografía.  Hablamos de raíces y de lenguaje.  Pero no es un simple «tema» de la literatura latinoamericana.  Además, la literatura indígena no puede ser aglomerada.  Se puede diferenciar temas adentro de la literatura indígena.  Se puede apuntar diferencias regionales, culturales, generacionales y influencias complejas.  Eso, creo yo, es el punto de los piñones de La Máquina – todo las culturas del Encuentro se influencian en todas las épocas y regiones de América latina.  La literatura indígena no es solo un tema autónomo para estudiar como tema, sino está trenzada con todo que se considera literatura latinoamericana.

Leave a comment

October 17, 2012 · 1:59 am

El Dorado – el gran motivador

El concepto de El Dorado invoca un tema eterno y transcultural.  La búsqueda de lo mejor – sea riqueza material, la fuente de la juventud, o el santo grial –  es un fondo de la narrativa de la conquista de las Américas que toma varias formas en varias lugares y eras de las historias del “Nuevo Mundo.”   Sin embargo, creo que el grano primordial del Dorado como tema de la conquista es su rol como instrumento de motivación.  En este sentido propongo que los líderes europeos usaron El Dorado en la misma manera que los reyes europeos usaron la religión: para controlar la gente.  La Iglesia prometió a los pobres que la vida llena de dolor y sufrimiento vale la pena, porque la vida después de la vida sería un paraíso.  Al contar historias del más allá podían pacificar a las multitudes, y en el proceso justificar y guardar sus posiciones de poder.

La vida de los soldados de la conquista hubiera sido bastante difícil: temor de lo desconocido, más hambre, más enfermedades y muchos otros obstáculos.  En la misma manera de la Iglesia, los líderes de la conquista pudieron usar el concepto de El Dorado – el más allá.  La promesa de riqueza, o del paraíso pudiera ser un gran motivador para seguir a pesar de las dificultades.  Como la religión, el mito y la magia asociados con El Dorado lo dan aún más poder.

1 Comment

Filed under Uncategorized