Encrucijadas

Para mi la tarea de crear un nuevo gráfico para la máquina fue un fracaso enorme.  Tenía en mi mente la imagen que quería expresar ¡pero realizarla fue otra cosa!   Intenté varios métodos, incluso usar un programa electrónico para dibujar, hacer un collage de imágenes de Google Images hasta persuadir a mi hijito pintar con ceras mi idea, pero ya no logré expresarla.  Todo resultó o cursi o feo. Entonces, voy a simplemente describir la idea que tengo para un nuevo gráfico de la máquina. 

Después de eso voy a hablar de la tarea alternativa – proponer un piñón que falta.

 

Nuevo gráfico…

 

Creo que la imagen que tengo tal vez no es políticamente correcto, o tal vez un poco ingenuo o simplista pero es lo que me ocurrió: La tierra americana es la madre.  Su ADN lleva toda la literatura amerindia.  La madre tiene muchos hijos, y los hijos todos tienen padres distintos.  El ADN de los padres diferentes son las otras fuerzas literarias que forman los piñones de las encrucijadas literarias.  Los padres llevan las culturas africanas y europeas, y los ismos.   Todos los hijos son únicos y diferentes, pero todos resultan de un contacto y una mezcla genética.  Y la madre sigue dando luz.

 

La encrucijada que falta

 

Creo que la encrucijada que falta es la literatura que resulta a causa de lenguajes en contacto.  Me refiero al espanglish. Propongo que este no es solo un fenómeno lingüístico resultando de generaciones de diáspora en anglo América.   Además de y aparte de la encrucijada/piñón Borderlands (La Frontera) pretendo hacer el argumento que el espanglish es un lenguaje necesario para expresar las experiencia del latinoamericano viviendo en los Estados Unidos (o Canadá).  Propongo que eso es un fenómeno distinto de la escritura “de la calle” o el estilo de escribir con jerga, modismo o expresando acentos.  El espanglish está en el proceso de formarse como su propio dialecto, y el la lingua franca de millones de personas.  Y escritores, como Gianna Braschi, entre otros, han empezado escribir en este lenguaje.  Para ellos este hibrido es necesario. Creo que este nuevo movimiento literario, el acto de escribir en espanglish va a crecer porque para algunos escritores y artistas, este lenguaje es la manera más natural para expresarse.  

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Axolotl

ImageEl otro día en el CBC radio oí un programa especial sobre el Axolotl, y como están en peligro de extinción, y como este animal es un milagro científico.  Me hizo pensar en el fascinante cuento de Cortázar, que había leído hace unos años, entonce quería comparárselo para los que no lo conozca, Abajo encontrarán el enlace para el programa y entonces un enlace para el texto completo del cuento:

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Axolotl en peligro

Leave a comment

December 2, 2012 · 1:23 pm

Axolotl – texto completo

Leave a comment

December 2, 2012 · 1:21 pm

Rayuela: ¡¡ Lectura “Hembra”!!

Aunque tenía una idea muy generalizada de lo que iba a encontrar al leer Rayuela de Cortázar (Ej. un “antinovela” vanguardista que contiene varios libros uno) intimidada por el trabajo de leer esta obra, decidí leer la introducción de la publicación de Andrés Amorós para ubicarme un poquito antes de entrar en el mundo de Rayuela.  La introducción de Amorós es de hecho un gran ensayo de casi 75 páginas que analiza muchos aspectos del libro, incluso la técnica literaria, los temas y la crítica desde su publicación en 1963 (esta edición fue publicada en 1991).  Según Amorós Rayuela incluye dos planos: (p. 22)

1)     una teoría de la literatura y, en concreto, de la novela contemporánea.

2)     La aplicación de eso a la práctica narrativa; es decir, una reflexión sobre cómo se va escribiendo Rayuela.

 

La parte del ensayo que más me llamó la atención trata de la pluralidad de la lectura.  Cortázar no es el único escritor latinoamericano que pide “trabajo” del lector, pero este libro, con su estructura renovadora lleva este acto hasta un nivel más profundo.  Amorós describe varios ejemplos de cómo Cortázar se burla del lector pasivo “el que está interesado solamente por «qué-va-a-pasar-al-final»” el que busca directiva concreta del autor.  ¡Lo que me asustó es el término que usó Cortázar!  Llamó al lector pasivo “lector hembra”  Obviamente lo dijo años antes de la revolución feminista, pero sin embargo es difícil creer que un hombre de letras pudiera ser tan ofensiva.  No obstante Cortázar pidió disculpas varias veces por usar el termino: «me di cuenta de que había hecho una tontería.  Yo debí poner “lector pasivo” y no “lector hembra”, porque la hembra no tiene por qué ser pasiva continuamente; lo es en ciertas circunstancias, pero no en otras, lo mismo que un macho

Por eso busqué en la red una lectura feminista de la obra, y aunque no logré encontrar ninguna, tuve el placer de encontrar la tesis de nuestro compañero de clase, que cumplió el año pasado para su maestría.  Su tesis se llama Ontological and Political Search for ‘El Hombre Nuevo’: Julio Cortázar’s Rayuela and Libro de Manuel  Es un ensayo fascinante, y estaba muy feliz leer la explicación de Cortazar con respeto a su comentario “hembra” y aprender que el autor haya desarrollado mucho desde entonces.  Jaime proviene el siguiente cita de Cortázar (hablando con Cristian Perri Rossi): «“Me equivoqué … Pertenezco a una generación muy machista y cuando dije eso, respondía a un código cultural reaccionario y atrasado … Pero sabés bien que me he corregido y soy un hombre nuevo, es decir, medio mujer» ¡Gracias Jaime por el trabajo fascinante¡  Otro nivel mas profundo de la lectura de Rayuela.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Invernal (Rubén Darío, Azul)

Dado los vientos fuertes y la nieve que llegó este fin de semana pienso que es el tiempo oportuno leer este lindo poema:

INVERNAL

Noche. Este viento vagabundo lleva
Las alas entumidas
Y heladas. El gran Andes
Yergue al inmenso azul su blanca cima.
La nieve cae en copos,
Sus rosas transparentes cristaliza,
En la ciudad, los delicados hombros
Y gargantas se abrigan;
Ruedan y van los coches,
Suenan alegres pianos, el gas brilla;
Y, si no hay un fogón que le caliente,
El que es pobre tirita.

Yo estoy con mis radiantes ilusiones
Y mis nostalgias íntimas,
Junto a la chimenea
Bien harta de tizones que crepitan.
Y me pongo a pensar:

¡Oh, si estuviese
Ella, la de mis ansias infinitas,
La de mis sueños locos,
Y mis azules noches pensativas!
¡Cómo! Mirad:

 

De la apacible estancia
En la extensión tranquila,
Vertería la lámpara reflejos
De luces opalinas.
Dentro, el amor que abrasa;
Fuera, la noche fría,
El golpe de la lluvia en los cristales,
Y el vendedor que grita
Su monótona y triste melopea
A las glaciales brisas;
Dentro, la ronda de mis mil delirios
Las canciones de notas cristalinas,
Unas manos que toquen mis cabellos,
Un aliento que roce mis mejillas,
Un perfume de amor, mil conmociones,
Mil ardientes caricias,
Ella y yo: los dos juntos, los dos solos;
La amada y el amado, ¡oh Poesía!,
Los besos de sus labios,
La música triunfante de mis rimas,
Y en la negra y cercana chimenea
El tuero brillador que estalla en chispas.

¡Oh, bien haya el brasero
Lleno de pedrería!
Topacios y carbunclos,
Rubíes y amatistas
En la ancha copa etrusca
Repleta de ceniza.
Los lechos abrigados,
Las almohadas mullidas,
Las pieles de Astrakán, los besos cálidos
Que dan las bocas húmedas y tibias.
¡Oh, viejo invierno, salve!
Puesto que traes con las nieves frígidas
El amor embriagante
Y el vino del placer en tu mochila.

Sí, estaría a mi lado,
Dándome sus sonrisas,
Ella, la que hace falta a mis estrofas,
Esa que mi cerebro se imagina;
La que, si estoy en sueños,
Se acerca y me visita;
Ella que, hermosa, tiene
Una carne ideal, grandes pupilas,
Algo del mármol, blanca luz de estrella;
Nerviosa, sensitiva,
Muestra el cuello gentil y delicado
De las Hebes antiguas;
Bellos gestos de diosa,
Tersos brazos de ninfa,
Lustrosa cabellera
En la nuca crespada y recogida,
Y ojeras que denuncian
Ansias profundas y pasiones vivas.
¡Ah, por verla encarnada,
Por gozar sus caricias,
Por sentir en mis labios
Los besos de su amor, diera la vida!
Entretanto, hace frío.
Yo contemplo las llamas que se agitan,
Cantando alegres con sus lenguas de oro,
Móviles, caprichosas e intranquilas,
En la negra y cercana chimenea
Do el tuero brillador estalla en chispas.

Luego pienso en el coro
De las alegres liras,
En la copa labrada el vino negro,
La copa hirviente cuyos bordes brillan
Con iris temblorosos y cambiantes
Como un collar de prismas;
El vino negro que la sangre enciende
Y pone el corazón con alegría,
Y hace escribir a los poetas locos
Sonetos áureos y flamantes silvas.
El Invierno es beodo.
Cuando soplan sus brisas,
Brotan las viejas cubas
La sangre de las viñas.
Sí, yo pintara su cabeza cana
Con corona de pámpanos guarnida.
El Invierno es galeoto,
Porque en las noches frías
Paolo besa a Francesca
En la boca encendida,
Mientras su sangre como fuego corre
Y el corazón ardiendo le palpita.
¡Oh, crudo Invierno, salve!
Puesto que traes con las nieves frígidas
El amor embriagante
Y el vino del placer en tu mochila.

Ardor adolescente,
Miradas y caricias:
¡Cómo estaría trémula en mis brazos
La dulce amada mía,
Dándome con sus ojos luz sagrada,
Con su aroma de flor, savia divina!
En la alcoba la lámpara
Derramando sus luces opalinas;
Oyéndose tan sólo
Suspiros, ecos, risas;
El ruido de los besos,
La música triunfante de mis rimas
Y en la negra y cercana chimenea
El tuero brillador que estalla en chispas.
Dentro, el amor que abrasa;
Fuera, la noche fría.

 

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Modernismo

Se dice que Rubén Darío fue el padre el movimiento modernista latinoamericano con la publicación de Azul, y esta denominación es evidente en sus versos y prosa con sus nuevas estructuras, su uso de simbolismo y temas sensuales.  Según Yurkievich “La Modernidad, tal como la entiende nuestra época comienza con Rubén Darío, el poeta arquetipo de la escuela modernista,”  En este artículo Yurkievich sigue demostrando como la escritura Darío tipifica los ideales modernista (como, por ejemplo  “la voluntad de la reflexión teórica sobre la práctica poética” y la introspección y cosmopolitismo) los temas modernistas (como: tecnología, cuestionamiento y misticismo) y la estética modernistas que rompe de las tradiciones en vez de nuevas formas de escribir.

No obstante, en su artículo Modernismo: Supuestos históricos y culturales Rafael Gutiérrez Giradot propone que no es posible definir, delinear ni generalizar el modernismo.  Cuestiona las suposiciones de críticas anteriores que intentaban por lo menos describir el movimiento como una “época” o una “actitud.” 

 

Sin embargo, no se puede negar las influencias culturales alrededor de los fines del siglo 19, que impresionaron los escritores de la época, resultando en nuevos estilos de escribir que cuestionaron las “reglas” y formas anteriores. Estas influencias incluyeron: el cuestionamiento de la iglesia, resultado de los descubrimientos científicos del siglo 19; teorías filosóficas europeas, como Nietzsche, y el muerto de Dios y la continuación de los existencialistas; desarrollos sicoanalíticos, como Freud.  Todas estas influencias culturales animaron auto-reflexión, conciencia del si-mismo, y cuestionamiento de las escuelas literarias antiguas, sobre todo una reacción al romanticismo, temas evidentes en la escritura de Darío y sus contemporáneos.

Yo prefiero el artículo de Yurkievich que habla de lo que unifican escritores modernistas, como Pound, Joyce, Cortázar, etc.  Como dije en un comentario en este blog anteriormente, no suporto el acto de cuestionar agrupaciones o títulos dados a varios movimientos literarios solo por el acto de cuestionar en una manera posmoderna.

n.a. Me siento boba: me gusta el juego de palabras que Yurkievich presenta en las primeras páginas de Suma Crítica para describir el modernismo, pero no entiendo para nada el subtítulo: “Liróforos vs. Lirógrafos”  ¿Hay una referencia cultural que no conozco?

Leave a comment

Filed under Uncategorized